Agenda de Conmemoración _

Agenda de Conmemoración _

El camino hacia el Bicentenario

Las acciones y actividades hacia el 2021 plantean diversos retos, tanto para el Estado como para la sociedad civil en su conjunto

La conmemoración de los 200 años de Independencia del Perú es una oportunidad única para imaginar, hacer y celebrar el país que queremos ser –como hicieron nuestros próceres y precursores en su tiempo– y forjar una nueva ciudadanía preparada para afrontar los desafíos de este siglo.  Es así que tomamos este acontecimiento histórico para diseñar e implementar un plan estratégico de acciones y comunicación que responda a estas necesidades históricas urgentes.

Mediante la Agenda de Conmemoración del Bicentenario se rescata lo mejor de nuestra historia, se aprecia lo más valioso de nuestra cultura diversa y se trabaja en nuestros valores ciudadanos. La conmemoración es también la oportunidad de llevar adelante obras emblemáticas de infraestructura, que sentarán las bases de un Perú en desarrollo, así como de las grandes reformas políticas que consolidarán nuestras principales instituciones. 

La Agenda presentada es una agenda dinámica, producto de la articulación con otras entidades, públicas, privadas y de sociedad civil que, en el marco de la conmemoración diseñen e implementen iniciativas. La implementación de cada una de las actividades y proyectos que contiene esta agenda es de responsabilidad del sector proponente. El proyecto especial Bicentenario cumple con la ejecución de las actividades a su cargo, así como el seguimiento, posicionamiento y difusión de toda la agenda de conmemoración.

1. Programa de actividades
El programa consiste en la puesta en acción de las Banderas del Bicentenario mediante eventos descentralizados de gran alcance, de alto impacto y de diversa índole. Se extiende sostenidamente desde la segunda mitad del 2018 hasta 2021, a fin de contribuir con la construcción de la identidad nacional, legado principal de la Agenda. Si bien el 2021 es el hito de la conmemoración, hay varias actividades concretas que se prolongarán hasta el 2024, año en que se conmemoran los dos siglos de la Batalla de Ayacucho, la cual selló el proceso independentista. Incluye programas académicos; concursos, festivales y reconocimientos; exposiciones del Bicentenario; Perú para el mundo: agenda internacional; recuperación de sitios arqueológicos; y espacios emblemáticos del Bicentenario.

2. Conmemoración histórica
Se ha elegido efemérides vinculadas a la Independencia del Perú. Su conmemoración representa la oportunidad para poner en valor los lugares en los que esta se desarrollaron, pues implica la rehabilitación de sitios históricos y la creación o mejora de actos de celebración que enorgullezcan a las comunidades que las realizan. Estos actos conmemorativos tendrá lugar en diversas regiones del Perú.

3. Obras emblemáticas
Son obras que representan el espíritu del Proyecto Bicentenario. Estas se ejecutarán en coordinación con los gobiernos regionales y municipales, así como con entidades privadas. Destacan hospitales, universidades, institutos y colegios públicos, autopistas y carreteras, trenes, puertos y aeropuertos, y trabajos en seguridad, cultura, ambiente, agua y alcantarillado, y energía y electrificación.

4. Movilización nacional
Se busca construir una narrativa de nación desde la participación ciudadana y la comunicación social a partir de los ámbitos institucional y ciudadano. El primero se concentra en la promoción y posicionamiento de la Agenda Bicentenario como contenido informativo, de interés político y público, y con rebote mediático. Se tiene que comunicar, de manera efectiva y consistente, las obras emblemáticas de infraestructura, las grandes reformas al 2021 y la agenda de proyectos de alto impacto en la vida cultural del país. Asimismo, se construirá un espacio para que el Gobierno posicione acciones y reformas clave vinculadas al desarrollo del país. Por su parte, el ámbito ciudadano se enfoca en la generación de un movimiento nacional de voluntarios que se apropie de los valores y objetivos del Bicentenario, y que se comprometa con el desarrollo del país, a través de un plan que incluye la formación y participación de peruanas y peruanos. Los mensajes y acciones se sostienen en los valores esperanza, igualdad y solidaridad, los mismos que iniciaron el proceso de independencia del Perú hace más de dos siglos y que continúan hasta nuestros días.