Biografía de Antonio José de Sucre

Biografía de Antonio José de Sucre

Antonio José Francisco de Sucre Alcalá nació el 3 de febrero de 1795 en Cumaná (hoy Venezuela) y falleció el 4 de junio de 1830 en la Sierra de Berrito en Colombia. Es militar y político, y es considerado un héroe de la independencia de Occidente. Se unió a la causa liberadora desde muy temprano, pero hacia 1819 se convirtió en uno de los lugartenientes más importantes de Simón Bolívar, y con una estrategia destacada Conocido por ser hogareño y muy leal.

Actualmente, José de Sucre es uno de los héroes más reconocidos, respetados y respetados de la independencia latinoamericana. Su obra de guerra más grande e importante fue la batalla entre Ayacucho y los españoles. En el plano político, fue Presidente de Bolivia. Se han registrado sus mejores intereses, como el normal funcionamiento del servicio público y la administración pública, su promoción de la abolición de la esclavitud, el trato humano a los pueblos indígenas y otras causas, y creó intereses superiores. Colegios y universidades de todo el país. También participó activamente en el armisticio de 1820.

Poco se sabe de su infancia, pero su madre murió cuando él tenía 7 años, y su tío José Manuel siguió educándolo hasta los 15. Su familia tiene una tradición militar de servir a la familia real española, pero su padre también apoyó la causa de la liberación. En 1808, estudió matemáticas en la Facultad de Ingeniería de Caracas.

Más tarde se alistó en el ejército y fue ascendido a teniente en 1810. En 1812, fue ascendido a teniente de Francisco de Miranda. Entre 1813 y 1817 viajó bajo diferentes órdenes y organizó diferentes ejércitos. Hasta que regresó para continuar con sus esfuerzos independientes. En 1817, Simón Bolívar lo nombró coronel y lo acompañó al cuartel general, donde pronunció un discurso de Angostura.

Este no es su último ascenso, pues será nombrado general de brigada por Francisco Zea. En ese momento Bolívar comenzó a realizar su sueño político; formar una gran federación con las colonias liberadas del dominio español. Se consolidó la liberación de Venezuela en 1819, y tras la victoria de la Batalla de Boyacá, también se liberó al Gobernador de Nueva Granada. En el Congreso de Angostura, se estableció su república llamada «Gran Colombia», compuesta por Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador.

En sentido estricto, Antonio José de Sucre es muy cercano a Bolívar porque se ganó su amistad y respeto, lo describió como un excelente soldado y un alto sentido moral. A partir de entonces, su amistad con Bolívar y su compromiso con la Gran Colombia serán parte de sus prioridades. Fue enviado a las Antillas para obtener armas para su ejército con el fin de llegar a un armisticio y provisiones para la guerra con el general Pablo Morillo en Santa Ana de Trujillo en 1820.

Fue comisionado para realizar la campaña en el sur, incluida la liberación del territorio correspondiente a la audiencia real en Quito, y un intento de retenerlo en la Gran Colombia, logrando así la hegemonía. Pero no todo es así de sencillo, porque aunque se han levantado en armas contra España, no aceptan integrarse en la Gran Colombia (prefieren Perú o la autonomía). Aun así, ganó y anexó Ecuador, despejando el camino para la liberación del Perú.

En su labor política, Sucre tuvo que dejar la presidencia porque los peruanos estaban bajo presión para oponerse a la independencia de Bolivia, lo que provocó los disturbios del motín de Chuquisaca el 18 de abril de 1828. Sucre resultó herido en el brazo derecho y fue designado por qué le sucedió Se María Pérez de Urdininha.

En 1828, se produjo el ataque a Bolívar en Colombia, y Sucre acababa de casarse con Mariana Casseron, marquesa de Solanda. Sucre, que todavía era muy leal, apoyó a Bolívar y se declaró dictador colombiano para mantener la Gran Colombia, pero con muchos otros levantamientos, su último congreso se realizó en Bogotá a principios de 1830. Allí, se solicitó a Sucre que actuara como representante de Kumana y fue nombrado presidente del evento. Su propuesta es la coordinación de los distintos departamentos de la República, hubo muchos problemas para movilizar y convocar reuniones, la negociación fracasó, cuando regresó a Bogotá con malas noticias decidió irse de Colombia. Luego de regresar a Quito con su esposa e hija, fue asesinado en una emboscada. Los principales perpetradores, José Erazo y Apolinar Morillo, estuvieron involucrados en el crimen. Fue detenido y fusilado un año después. Se dice que su muerte fue ordenado por José María Obando, jefe militar de la provincia de Pasto.

Perú Actual

Somo un grupo de jóvenes estudiantes interesados por la cultura y la historia del Perú. En este blog compartimos los aspectos más interesantes de nuestro gran país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.