Yo soy huancaíno por algo: 6 canciones de Zenobio Dagha, Patrimonio Cultural de la Nación

Foto: Nelly Plaza Bernal
Etiquetas:
    

No hay valle del Mantaro sin Zenobio, cuya obra fue declarada hoy, con amplia justicia, Patrimonio Cultural de la Nación. Huancán, Huaycucachi, Azapampa, Chupaca, Viques, Huamancaca y Chongos Bajo celebran esta tarde la consagración de la obra de un huancaíno guapo de guapos.

Zenobio Dagha Sapaico, quien nació en Chupuro el 4 de abril de 1920, es importante para el Perú pues musicalizó los acelerados cambios urbanos y rurales del valle del Mantaro que sucedían a mitad del siglo XX, período en el que Huancayo se convertía muy rápidamente en una gran metrópoli. Bajo la dirección de su propia orquesta típica, Juventud Huancaína, Dagha hizo popular en sus producciones musicales el uso del saxofón en el huaylarsh, género musical emblema de los pueblos del Mantaro y el valle del río Canipaco, pero que no era muy conocido fuera de la región. La producción de Zenobio permitió que ese género, y el resto de músicas wankas –como la muliza, la chonguinada y el santiago-, se vuelvan populares en todo el país, convirtiendo a Junín en los 60 y 70 en una de las regiones que producía la mayor cantidad de música grabada en discos de vinilo en el Perú. Para hacernos una idea de su grandiosa producción, el diario El Peruano recoge de APDAYC que la cantidad de canciones registradas de nuestro maestro alcanza las 607.

Celebremos con este recuento hecho por Bicentenario Perú de un peruano del Bicentenario.

1. HUAYLARSH DE 1962 – Orquesta Típica Juventud Huancaína

2. YO SOY HUANCAÍNO – Picaflor de los Andes

3. VASO DE CRISTAL – Amanda Portales

4. CASARME QUIERO – Los Kipus

5. HERMELINDA – Los Pacharacos

6. HERMANOCHAY – Inti Illimani